A espiritualidade da Congregação move-se dentro das seguintes dimensões:

Efevangélica: El Evangelio es siempre el punto de partida y la base de su contenido.

Apostólica: Descubre el tesoro escondido del Evangelio en el ejercicio de la caridad, practicada con humildad y sencillez.

Litúrgica: Tiene presente que la fecundidad del apostolado depende de la unión vital con CRISTO que se nutre en la Liturgia.

Cordimariana: A imitación de la Virgen María, escuchar la Palabra de Dios, guardarla y meditarla en su corazón y ponerla en práctica.

Vida de Piedad

Para mantener vivo el espíritu y la espiritualidad de la Congregación, se ha inculcado siempre la oración como medio indispensable. La práctica de la oración es la tónica más importante de la vida de la Congregación, que abarca varios matices:

  1. Oración personal
  2. Oración litúrgica
  3. Oración vocal
  4. Devociones